• Image 01
  • Image 01
  • Image 01

Se crea la Cobertura Universal de Salud para personas sin protección social

el .

La Cobertura Universal proveerá a cada paciente del sistema público una credencial, ficha médica, historia clínica, descuento en los medicamentos y el "acceso a los servicios de calidad que necesitan". Comenzará a funcionar en los próximos meses. La implementación del plan que demandará una inversión de $ 8000 millones crea, entre otros, la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías. Incluirá el mejoramiento de hospitales públicos y la ampliación en los servicios sanitarios para la infancia. “Estamos empezando un nuevo proceso histórico” en materia de salud, resaltó el mandatario al anunciar la iniciativa en un acto en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

Alrededor de 15 millones de personas que carecen de obra social podrán recibir atención en el sistema público y acceder a descuentos en la compra de medicamentos con una credencial. Según se informó desde Presidencia a través de un comunicado, a los pacientes se les confeccionará una ficha médica personal y una historia clínica. De esta manera se le garantizará una respuesta a todos los ciudadanos, porque "cuando uno siente que nadie se ocupa de su salud, siente que no se respeta su dignidad", sostuvo el Jefe de Estado.

Además, se creará la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías en salud para evitar el “despilfarro” en la implementación de prácticas médicas o el suministro de medicamentos, “Va a estudiar y aplicar la tecnología, el medicamento que realmente sea el apropiado”, explicó el Presidente y agregó que “a veces, por exceso de viveza, se dispone medicamento o equipamiento que llevan al despilfarro”. El paquete incluye también el pago de "estas deudas históricas que se arrastran desde hace años” con las obras sociales, agregó el Presidente.

Al respecto recordó que "mucho se ha hablado de este tema", pero todo "quedó en palabras y no se cumplió, como en tantas otras cosas", y destacó la importancia de "simplificar procedimientos", porque "si se le facilita la vida a la obra social, se le facilita la vida al trabajador".

Las reformas previstas establecen el mecanismo de reparto de una masa de dinero de casi 30 mil millones de pesos recaudados por el Fondo Solidario de Redistribución, que había sido retenido, particularmente durante la última década. El objetivo es que esos recursos contribuyan a reparar y saldar las acreencias acumuladas con las obras sociales y también a asegurar  un mejor funcionamiento del sistema.