• Image 02
  • Image 02
  • Image 02

Inclusión y contención social

Las Enfermeras * por Horacio Fritzler

el .

Hola queridos amigos y amigas y espero que estén muy bien. Y si gozan de una vida saludable, por favor sean agradecidos  a Dios. Respiren  bien hondo y piensen  GRACIAS SEÑOR MÍO . Yo me encuentro razonablemente bien, tanto organica y clínicamente bien, el frio me tira abajo, no lo soporto, por lo tanto debo radicarme en Miami ,ja  ja!!!!  Les escribo nuevamente, y especialmente es en respuesta a un comentario que me hiciera mi amiga Graciela cuya hermana melliza Mariel que tiene ELA hace 25 años, un gran ejemplo de vida, una gran luchadora. Pero no se halla con sus enfermeras. No hay conexión. Y en esa sensación es muy difícil la convivencia. 

Historias de Vida con la ELA: Le encontramos la vuelta! por Horacio

el .

Les cuento algo novedoso, habrán notado que estuve medio ausente, y mi silencio da para pensar mil cosas, pero a no preocuparse, estoy muy bien como dije arriba, pero con ELA y esta patología sigue haciendo de las suyas, y lo que me quitó ahora es el parpadeo. No me funcionan más los párpados, es decir no puedo hacer un guiño siquiera a una linda mina perdón quise decir a Norma mi adorable esposa ja ja ja ja!!,  Lo  más grave que no podría usar  mi ventana al mundo, el Irisbond Primma, mi lector de ojos  y lo  más grave… estaría incomunicado.

Visitamos a Marta en su casa de Lomas del Mirador

el .

Marta tiene 72 años. Madre de 5 hijos, abuela y esposa de Juan Carlos. Fue diagnosticada con ELA a fines del año 2013. Nos recibió en su casa lindante a la ciudad de Buenos Aires. La ELA ya no le permite hablar, ni caminar. Siempre sonriente y con amor enfrente los días validada en sus brazos y manos. Desde esa capacidad maneja con precisión su tablet, participa activa y solidaria con las redes sociales, pinta y teje. Es visitada asiduamente por sus hijos y es asistida de manera incondicional por su marido.

Construimos Puentes Solidarios: María Inés y Mónica; juntas lo hicieron posible por Roberto

el .

"Hola Mónica: Mi marido de 55 años se llama Roberto. Tiene ELA muy avanzado desde hace 3 años aproximadamente, el diagnóstico llegó bastante más tarde. Está internado en una clínica de la ciudad de Buenos Aires. Mi hija estudia en Tandil. Yo vivo en El Maitén, Chubut, donde tengo mi trabajo. Soy el único familiar a cargo. Trato de viajar todos los meses, pero debo dejar de trabajar. La verdad es que ya no se cómo seguir para resolver esto. Además en la clínica no hay wi fi y la pre-paga no quiere hacerse cargo de nada. Te doy nuevamente las gracias, espero novedades. El problema de la comunicación es terrible en esta etapa. Muchísimas gracias. INES."

Visitamos a Rosa en su casa del barrio de Palermo

el .

Nos recibió Andrea, su hija junto a su esposo. Una visita en donde descubrimos el amor incondicional de su familia, el cuidadoso cuidado de su bienestar y sentimientos profundos que regresan cuando en el derrotero de la vida un siembra esa misma cosecha.