• Image 01
  • Image 01
  • Image 01

LATAM colaborará con las conferencias de la Prof. Bruijn en Argentina

el .

La Responsabilidad Social y la articulación público-privado: una relación dinámica y productiva: Así lo confirmó Martín Riverós, gerente de Responsabilidad Social de LATAM. Licenciado en Relaciones Públicas y Especialista en Asuntos Públicos, RSC y Medio Ambiente, Riverós tiene la capacidad de liderar a partir de su propio ejemplo. De hablar pausado y firme, cada palabra que dice presenta a un profesional seguro de si mismo que se muestra tal y como es y busca a partir de una visión integral llegar a resultados sustentables en cada paso de su gestión. Definitivamente a la Responsabilidad Social Empresaria se la tiene muy asociada con acciones muy específicas con la comunidad orientadas al asistencialismo, al trabajo en conjunto con organizaciones del tercer sector. Pero cuando hablamos de RSE hablamos de la responsabilidad de la empresa en todo su desempeño. Yo lo defino como una gestión responsable del negocio. Las empresas, por su razón de ser, su objetivo es obviamente la rentabilidad, el generar negocios. No salimos de ese concepto, pero sí integramos otros dos conceptos muy importantes que son lo social y lo ambiental. Y en esta línea nosotros hace un par de años definimos esta política de sustentabilidad, esta visión.

Hace unos días tuvimos un seminario, que realizamos con la Unesco y la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes, y justamente la organización de este seminario tuvo como objetivo dar herramientas concretas y ayudar a las pequeñas empresas turísticas, a la industria del turismo, a abordar la sustentabilidad. Generamos un escrito,  un pequeño manual, que indica cómo pensar estratégicamente en materia de sostenibilidad. En este sentido, nosotros creemos que lo primero que hay que hacer es una declaración pública de los compromisos concretos. Son muchísimas las variables por considerar, pero lo importante es también concientizar: uno debe ser coherente con lo que hace. Por eso creemos que el reporte es el primer paso. Concretamente, en el seminario dimos también herramientas que permiten sistematizar un pensamiento: dar un diagnóstico, entender qué hago y cuáles son mis impactos. Nosotros desde LATAM tenemos una guía infalible, que son las Naciones Unidas: hace 15 años se desarrollaron los Objetivos del Milenio, y a partir de este año y de la COP21 de París, se va a hablar de los 17 nuevos objetivos para poder abordar de una manera sistemática a dónde vamos con el mundo.

-Pensando en el pasajero, ¿qué propuestas tendientes a la concientización ofrece LATAM?

-Es muy importante el incentivo. La empresa debe contar la motivación, ¿qué es lo que la lleva a gestionar una política de sustentabilidad? Definitivamente una razón es la sistematización y la eficientización de los procesos, porque ello implica menores costos. Por otro lado, mejora nuestra competitividad: nos diferenciamos del resto. Nuestro pasajero nos elige más. Nosotros tenemos que trabajar en línea con nuestros pasajeros: no les podemos pedir que reciclen en el avión, que es uno de nuestros proyectos, si no lo hacen también en su casa…

Por eso creo que es muy importante la articulación público-privado: trabajar en conjunto con el gobierno local. En el caso de la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, donde rige la ley de basura cero, nosotros como gran generador de residuos debemos separar, pero también el individuo, el ciudadano normal. Entonces, cuando potenciamos esas dos cosas: lo que viene hablando el gobierno, lo que viene hablando la gente, lo que viene hablando la comunidad, es mucho más sencillo. Tenemos que estar siempre en sintonía, eso es lo fundamental.

– ¿Esa es tu tarea en la empresa: lograr esa sintonía?

-Es un lindo desafío. En nuestro caso, es fundamental la articulación público-privado, y relacionarse con organizaciones que sepan de lo que hablan, como las Naciones Unidas. Nosotros, por ejemplo, con Aeropuertos Argentina 2000 estamos generando un sistema de reciclaje con las cooperativas. Está buenísimo que haya un marco normativo y legal, pero el desafío está en poder vincularse para desarrollar un sistema que haga aplicable aquel marco legal. El trabajo de quienes integramos la Responsabilidad Social es muy plural, dinámico, y es transversal ya que nos relacionamos con sectores de toda la compañía.