• Image 02
  • Image 02

La Fundación Bryan Balzano acompañando a afectados por la ELA

el .

A través de los Actos de amor se revela lo superior del ser Humano, se manifiesta lo más delicado del Alma. Se despliegan los elemento más puros de la aventura Humano. Agradecemos a Sergio y Alejandra Balzano, papás de Bryan, por la calidez y compañía en su visita a enfermos de ELA.

LA ENFERMEDAD DE BRYAN

Bryan Balzano sufre del síndrome de West (SW) o síndrome de los espasmos infantiles, una encefalopatía (alteración cerebral) epiléptica de la infancia, grave y poco frecuente, que debe su nombre a William James West (1793-1848), médico inglés que describió por primera vez el cuadro (presente en su propio hijo) en un artículo publicado por The Lancet en 1841.[1] Se caracteriza típicamente por tres hallazgos: espasmos epilépticos, retraso del desarrollo psicomotor y electroencefalograma con un trazado característico de hipsarritmia, aunque uno de los tres puede no aparecer.

Los niños con SW suelen manifestar la enfermedad entre los 3 y 6 meses de edad, aunque en ocasiones esto ocurre hasta los dos años. El SW siempre genera algún grado de retraso global en el desarrollo infantil y, a pesar de que el conocimiento sobre él ha mejorado considerablemente, todavía hay casos en los que no se diagnostica a tiempo, ante todo cuando los síntomas son leves (las convulsiones se pueden confundir con cólicos o dolor abdominal) o debido a la falta de experiencia por parte del pediatra.