• Image 02
  • Image 02
  • Image 02
  • Image 02
  • Image 02
  • Image 02

Investigadores

Las neuronas motoras superiores contribuyen a la ELA en el tejido cerebral humano

el .

La ELA se caracteriza por la pérdida progresiva de las neuronas motoras - tanto las neuronas motoras superiores (UMN) como las neuronas motoras inferiores (LMN). Dentro de la comunidad científica de la ELA se ha debatido cómo las UMN y las LMN contribuyen a la enfermedad. El Dr. Ozdinler y el equipo de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern en Chicago publicaron recientemente un artículo en Scientific Reports, una revista de alto impacto publicada por Nature, que solidifica la importante contribución de UMNs a la enfermedad específicamente en las personas que viven con ELA. 

Destinan 1 millón de dólares para el desarrollo de nuevos fármacos para tratar la ELA

el .

La Asociación ELA de Estados Unidos se complace en anunciar el otorgamiento de dos nuevos contratos para el desarrollo de medicamentos y acelerar el descubrimiento de nuevos tratamientos para la ELA. Los premios, que totalizan más de u$ 998.500, financiarán el desarrollo preclínico de nuevas estrategias terapéuticas dirigidas a vías conocidas relacionadas con la enfermedad en el sistema nervioso central.

120 personas con ELA participarán de un ensayo clínico del NP001 en Estados Unidos

el .

Neuraltus Pharmaceuticals, Inc., actualmente está inscribiendo hasta 120 personas con ELA y con evidencia de inflamación sistémica para un segundo estudio de Fase 2 de su tratamiento en investigación del NP001, un regulador del sistema inmunológico. Se piensa que la inflamación es un factor que contribuye a la progresión de la enfermedad de ELA y los datos existentes de NP001 sugieren que puede tener un efecto en la inflamación en el sistema inmune. Este estudio adicional de Fase 2 se está llevando a cabo para probar si NP001 ralentiza la progresión de los síntomas de ELA en pacientes que tienen evidencia de actividad inflamatoria aumentada en su sangre.

La supresión de la inflamación en el cerebro es una terapia potencial en la ELA

el .

Durante el último día del Simposio Internacional sobre ALS / MND en Dublín, el Dr. Stanley Appel presentó una interesante experiencia al respecto. Anteriormente descubrió que las células inmunitarias llamadas células T reguladoras (Tregs) son disfuncionales en la ELA. Su equipo tomó Tregs  por fuera de las personas que viven con ELA, "normalizó" el Tregs (debería funcionar normalmente de nuevo) y luego ingresaron esas células de nuevo en los pacientes. Este pequeño estudio mostró seguridad y resultados preliminares positivos.

La prueba de Nuedexta (Gorfetan) demuestra resultados prometedores en personas con ELA de afección bulbar

el .

El Dr. Richard Smith, director del Centro de Estudios Neurológicos de La Jolla, California, publicó los prometedores resultados de un ensayo de fase II que prueba el efecto positivo de Nuedexta (Gorfetan) sobre la función bulbar. En general, él y sus co-autores encontraron que Nuedexta (Gordetan) tuvo un efecto paliativo significativo en el habla, la deglución y la salivación en las personas que viven con ELA. 

Los 10 mayores avances en investigación de ELA en el 2016

el .

Durante el año 2016 se produjo un número significativo de descubrimientos de investigación en la ELA. Avances en ensayos clínicos, colaboraciones e iniciativas estratégicas aceleraron el ritmo en la búsqueda de tratamientos y una cura para la ELA. Agrupamos en este informe lo que creemos son 10 de los mayores avances en el 2016 sobre nvestigación en la ELA.